¿Por qué es bueno dejar lo que no te hace bien?

Mantén el enfoque en lo POSITIVO. Cuida tu entorno, fíjate bien con las personas que te rodeas. No está mal ser una persona sociable que se da con muchas gente fácilmente en cada reunión social o evento, pero tienes que cuidar tu entorno, sé selectivo/a con quien decides tener al lado.

Siéntete feliz por cuidar de ti de esa forma, no sientas culpa. Las personas que te harán crecer y que, sobre todo, te quieren permanecerán junto a tí.

Y es que cuidar la mente manteniendo un ambiente de prosperidad es el combustible que necesitas para alcanzar tus metas. Fíjate bien lo que miras al levantarte por la mañana ya que es lo primero que quedará guardado en tu subconsciente por el resto de la jornada.

Trabaja en ti, lee libros, escucha audiolibros en vez de amargarte por el noticiero. No digo que no te mantengas informado sino que está bien ver las noticias, en mi opinión, una vez al día y luego dejar de pensar en lo que reflejan los medios de comunicación. Suelta eso que te retiene, que te resiste, eso que te produce carencia de fe en tus proyectos.

Haz ejercicio, reúnete con personas que tengan esas pilas al límite y que recargan las tuyas. Ríe con ellas y ten una vida de prosperidad, de felicidad. Todo comienza con estos sencillos pasos pero sobre todo, con esa poderosa decisión de lo que ingieres con tu mente.

Powered by Rock Convert

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: